Me molesta tu actitud


No pensaba tener que dedicarle una entrada a este tema, para mí ya estaba más que zanjado. Resulta que algunas personas no saben perder, así que deciden maquillar los hechos de manera que les favorezca, para no ser los malos de la película.

Ahora resulta que si dejé la relación contigo fue para estar con otra persona. Pues, ¿sabes qué? No fue para estar con otra persona, fue porque estoy mejor sola que contigo. Esa es la parte difícil de asimilar para ti, ¿no? Lo duro es que te rechacen porque sola se está mucho mejor, al menos así sé que sí estoy sola, no me siento sola, como tú me hiciste sentir en uno de los momentos en los que más te necesitaba.

Me hiciste sentir sola, más de lo que ya me sentía. Rompiste tu promesa, dejaste de apoyarme. No quiero compartir mi vida con alguien que no me apoya, para eso estoy mejor soltera. En mi decisión no tuvieron nada que ver terceras personas, no inventes, no hables de lo que no sepas (lo cual, por cierto, habrías sabido si te hubieras molestado en preguntarme, en lugar de hacerte la víctima en todo). Las comparaciones son odiosas, pero ambos sabemos que no es lo mismo viajar al extranjero solo que unas vacaciones familiares. Evidentemente, me preocupaba por ti, no rompí ninguna promesa, tuve algún que otro despiste, eso he de confesarlo, pero nada que ver con tus meteduras de pata.

Para más inri, en lugar de preguntarme los verdaderos motivos, te quedas con lo básico, no quieres saber más, supongo que para después desarrollar la historia que te has inventado tú solito.

En cualquier caso, me da pena tener que malgastar mi tiempo escribiendo esto por lo que lo estoy escribiendo, por tu complejo de inferioridad, porque no maduras, porque no sabes perder, y no tendría si quiera que saber nada de esto, pero una tiene sus métodos, ¿sabes?

Ni siquiera sé si leerás eso, ni me va ni me viene, pero no podía dejar pasar la oportunidad de aclararlo, a ver si así dejas de decir mentiras, que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo.

Anuncios

Hoy no me quejo


Hoy no ha sido un día que empezara bien precisamente. Me ha tocado subir corriendo a la Renfe. Pero, en el fondo, hoy al despertarme he sabido que iba a ser un buen día, de hecho, un gran día. Y está siendo un gran día. Esta mañana estaba todo mojado, fresco. Después de diez minutos de carrera, nos hemos visto y he sido feliz.

Cuánto hace el estado de ánimo. Te das cuenta de cómo puede afectar una mínima preocupación a absolutamente todo lo que te rodea, consigues ver que, gracias una charla sincera y no muy extensa, todo vuelve a tener buen aspecto, simplemente hay que saber cómo mirar las cosas.

Tal vez la mañana en la universidad no haya estado para tirar cohetes, pero siempre hay detalles que, si sabes dónde encontrarlos, pueden hacerte cambiar de opinión. Aún así, aunque me dolía a rabiar la encía, no ha sido una mañana perdida ni mucho menos. Una tiene mucho tiempo para pensar durante las clases y, cuando lo que piensas te resulta cómodo, tranquilo y sereno, todo se vuelve cómodo, tranquilo y sereno.

Está claro, hoy no me quejo.

 

Fears


En el momento jamás te das cuenta de que has cometido un error. Es después, cuando te quedas solo y comienzas a pensar, o compartes con alguien lo que ha ocurrido. Entras en esa fase de ¿por qué habré hecho/dicho eso? ¿Acaso es que las cosas tenían que pasar así? ¿Qué voy a hacer ahora? ¿Cómo arreglo todo esto? Seguro que más de una vez has sentido algo así, un momento de tierra trágame, la he cagado. yo he tenido muchos, quizá demasiados. Por eso, ahora tengo miedo. Tengo miedo de actuar y errar. Tengo miedo de lanzarme a una piscina vacía. De decir las cosas tal y como las siento y no ser correspondida. De estar buscando algo y que no llegue nunca. Tengo miedo de que no lo sientas igual que yo, de que las cosas cambien y en vez de avanzar, nos estanquemos. No sé, dicen que el tiempo pone a cada uno en su lugar. Sólo espero que el mío esté contigo.

He estado intentando hacerlo bien. He estado viviendo una vida solitaria. He estado durmiendo aquí en vez de allí, he estado durmiendo en mi cama, durmiendo en mi cama.

Para enseñarle a mi familia, toda la sangre que derramaré. No sé dónde está mi sitio, no sé dónde me equivoqué, pero puedo escribir una canción.

Mi sitio está contigo, el tuyo está conmigo, cariño,

Mi sitio está contigo, el tuyo está conmigo, cariño.

No creo que seas la correcta para él, imagina lo que pudo haber pasado si hubieras cogido un autobús a Chinatown, yo habría estado de pie en canal con Bowery, ella estaría junto a mí.

Mi sitio está contigo, el tuyo está conmigo, cariño

Mi sitio está contigo, el tuyo está conmigo, cariño

Amor, necesitamos esto ahora vamos a esperar un poco, porque nos estamos desangrando.

Mi sitio está contigo, el tuyo está conmigo, cariño,

Mi sitio está contigo, el tuyo está conmigo, cariño.

No estoy hecha para esperar


Al principio todo parecía extraño, demasiado. Insistías mucho y me parecía todo demasiado. Pero he visto, en poco tiempo, que no es así, que mi opinión de ti ha cambiado y mucho,. Que ahora me dicen tu nombre y me tiemblan las rodillas, me pongo roja y me sale una sonrisa estúpida e inocente.

Antes, te habría dejado ir, pero ahora no me lo voy a pensar, voy a jugármela.

He tenido miedo a fracasar durante demasiado tiempo, estoy harta de esperar por los demás, para que la gente no opine, porque antes me preocupaba lo que dijeran los demás, pero ahora sé que cuento con el apoyo de las personas realmente importantes para mí y voy a ir a por lo que quiero.

Y lo que quiero es eso que me ha seguido durante estos días, que se ha preocupado, que ha llamado tantísimo mi atención, no todo lo contrario, como otras personas por las que quería esperar. Esperar ¿para qué? me pregunto ahora. Simplemente nos conocimos en el momento adecuado. Y no voy a estar toda la vida esperando a que reacciones, me he cansado de esperar. Estoy harta de esperar. Este parece ser el momento oportuno. Lo he intentado por activa y por pasiva, pero alguien ha ganado el terreno que reservaba para ti y créeme  que no se lo voy a negar. Quiero dejarme llevar. Volver a sentirme viva. Volver a sentir que algo merece la pena. Quiero luchar por mi felicidad. Por mí. Por ti. Por un posible nosotros. Por un posible “para siempre”. Y barajando todas las posibilidades, soy consciente de que también puede no salir bien, pero el que no arriesga no gana, y soy experta en arriesgarme y perder, así es que, aunque sólo sea por estadística, en algún momento me tocará ganar.

Espero que ésta vez, me toque a mí vencer.

Desganada


Hoy tiene toda la pinta de volver a ser un día de mierda, como todos estos de un tiempo a esta parte. Parece que el esfuerzo no merece recompensa últimamente. Aún así una parte de mio me dice que luche, porque me merezco mucho más. Otra me incita a meterme en la cama y que otro lo haga por mí. Es muy difícil. Sé que no debería ignorar todo lo que está pasando, pero estoy tan harta de intentarlo y que no me salga lo que quiero. Muchos me dirán “oh, pues no sé por qué te quejas, por lo menos te has sacado el teórico del carnet”. Pues ok. Lo que yo quiero es poder estudiar y llegar a cumplir mi sueño de enseñar. Lo del carnet me animó y mucho, pero siendo realistas eso es algo que ahora mismo no me urge. Selectividad sí. Y parece que en la universidad no quieren aprobarme. Me echan fuera, ni siquiera me han subido una décima. Esta mañana cuando lo he visto he vuelto a revivir el maldito 21 de junio. He vuelto a sentir el terror de quedarme fuera. De ver que no valgo para lo que más me gusta en este mundo.

Un poco más


Estoy segura de que este año será el más complicado de todos. Estoy segura de que me va a costar no rendirme. Estoy segura también de que pase lo que pase tengo a mi lado a gente que me apoya y que me anima y que no me van a dejar rendirme tan fácilmente. La mayoría están conmigo en este curso y nuestro trabajo es animarnos los unos a los otros, hacer piña. Porque como dicen, mal de muchos, consuelo de tontos. Y todos sabemos que si pasamos este curso, nuestra vida dará un cambio radical, aunque muchos nos podemos quedar en el camino, o simplemente tener un fallo en el último momento. Pero la verdad es que me siento muy cómoda con todo el mundo y con todo en general.
Me siento muy arropada por todos y eso es lo que me da fuerzas para hacer este esfuerzo.

Crazy feelings got me reeling


Llevo ya varios días agobiada por los exámenes, sin tiempo para pensar, sin tiempo para disfrutar. Y aunque la semana que viene sigo teniendo exámenes, seguramente el más importante, estoy en plan perezosa. No me importa mucho suspenderlo, de hecho creo que sería una buena opción dado que las recuperaciones con este profesor suelen ser más fáciles si te las preparas bien, pero aún así me quita el sueño.

Desde siempre le he dado una gran importancia a mis sueños, con quién sueño, dónde, lo que ocurre, incluso si me despierto en mitad del sueño siempre procuro continuarlo, como todos supongo, pero cuando me despierto sólo me centro en la parte que he “inventado” porque es lo que de verdad muestra cómo soy o mis preocupaciones de ese momento. El hecho es que últimamente mis sueños los ocupan únicamente los estudios, sólo sueño con exámenes, con que llego tarde, con que no he estudiado, con queme adelantan exámenes que supuestamente tengo en algunas semanas. Es un horror. Más que sueños parece que tengo pesadillas. Y serían pesadillas si lo considero así, pero no lo son. No lo son por una sencilla razón: siempre sale él. Él algo relacionado con él, siempre, no falla, ni siquiera me lo planteo, ni siquiera sé por qué aparece ahí, no tiene ningún sentido, pero de un tiempo a esta parte, cuando me despierto haya soñado lo que haya soñado, lo primero que sé con certeza es que él estaba allí. Supongo que lo relaciono con el entorno, pero en realidad no entiendo por qué está allí. No es que me moleste, claro, pero si me incomoda, porque le doy vueltas y muchas, quiero averiguar por qué está en mis sueños.

Bueno, supongo que no tengo que darle tantísimas vueltas y poco a poco terminará por darme igual, así es que dejo un video al que últimamente me he aficionado bastante. Espero que guste (:

Canciones


La madre experiencia me ha dicho que ya  no me conforme.

Esta es una frase de una preciosa canción de Sergio Dalma. Últimamente está variando mucho mi gusto musical, aunque Sergio me ha gustado siempre, ya que lo escucho desde pequeñita. Esta frase en concreto me hace pensar en que no debo hacer lo que hace todo el mundo o lo que todos piensan que está bien.

That’s why I’m going to be as free as I can.

Time


Hablar del tiempo es algo muy relativo. Tu percepición de él depende del día, la hora, el color de las hojas de los árboles, incluso depende de tu posición en el planeta.

Porque hay veces que nos parece que el tiempo se estanca en el mismo punto, durante algo que consideramos demasiado pesado para soportar sobre nuestros hombros… que a veces son sólidos, pero tan solo hace falta una palabra, una mirada, in gesto cualquiera de esa persona para incrementar nuestra carga y hacer que todo el peso caiga de lleno sobre nuestros hombros, haciéndonoslo todo mucho más pesado y complicado. Y todo porque el tiempo se había parado un momento.

Otras veces simplemente se para. No te deja avanzar, es como si estuviera continuamente recordándote algo que suele ser siempre malo, algo que has hecho, se alía con tu conciencia y te martiriza hasta más no poder.. Y eso te hace sentir abrumado y a veces muy perdido.

Pero entonces llega ese algo que te hace despertar del letargo provocado por la rutina tal vez. Piensas en ello. Sin querer. Sin querer evitarlo. Te evades, no puedes hacer otra cosa que no sea pensar en ello, ya sea una persona, un sueño, cualquier cosa es suficiente para despertarnos y hacer que el tiempo continúe, nos hace avanzar. Estas veces, comienzas a relacionar ciertos conceptos y cuando quieres darte cuenta, has llegado a un punto, que ya no sabes qué fue lo que te hizo salir de la monotonía, pero te gusta esa sensación. Te da la posibilidad de ser libre, por lo menos en tu mente y durante algún tiempo. Porque cuando reflexionas por qué habías llegado hasta ahí, recuerdas ese pequeño letargo y sin querer vuelves a él…

Otras veces, para mí as mejores en cierto sentido, el tiempo juega contigo, primero pasa rápido, luego despacio, luego rápido, y así continuamente. Es bueno porque aprendes a valorar esos momentos que el tiempo te da un poco de paz para disfrutar lo que sea que estés haciendo, aunque lo malo es cuando pasa rápido.. a veces tanto que luego no eres capaz de acordarte de lo que ha transcurrido y creo que es una de las peores sensaciones del mundo. Porque sabes que lo has vivido, pero no logras captar toda la esencia del momento… ¿Y si ha pasado algo muy importante mientras que has estado ausente, algo que no deberías olvidar jamás…?

Ese problema no lo tengo con el momento más bonito de mi vida.. lo recuerdo como si fuera ayer… una roca, un lago, él, yo, dos labios deseándose. Él que se acerca, yo que le esquivo, giro la cabeza y me encuentro su rostro tan cerca del mío que sentía su respiración. El tiempo se paró. Reaccioné. No quería perder esa oportunidad.

Gracias a que el tiempo se paró en mi cabeza tuve un momento de reflexión, aunque fue más un impulso que algo meditado.

Y gracias a ese impulso, llevo ya tres meses besandole casi a diario, sintiendo que no solo forma parte de mi vida, sino que es MI vida y que eso no va a cambiar en mucho tiempo, porque mucho es el tiempo que he esperado, y seguiré sintiendo esto todos los días otro “mucho” más.

Felices tres meses cosa guapa ^.^

Sentir


Últimamente parece como si por arte de magia alguien se hubiera llevado palabras de mi mente. Soy incapaz de expresarme con claridad o con toda la precisión que quiero. No me gustaría tener que preocuparme, ya que no es la primera vez que me pasa, pero esta es la vez que más me cuesta definir las cosas.

Me siento atontada, como una niña aprendiendo  a hablar que busca  comprensión en la mirada de su madre para evitar las palabras, necesito sentirme arropada, necesito algo que me proteja de todos mis  miedos, que no son pocos.

Quiero sentir que está conmigo, qué es él el único que me arropa, que me abraza, que me proteja, que me quiera.

Quiero sentirme segura en sus brazos, quiero sentir que está sensación no desaparecerá, porque por mucho que esté atontada y no sepa definir bien lo que siento por falta de palabras, supongo que es por su culpa. Porque me ha enamorado. Porque ya no me imagino las cosas de otra manera. Porque le quiero. Porque siento que necesito besarle a cada momento para tener la certeza de que esto no es una ilusión, que es real y que va a durar para siempre.